×
protección respiratoria

EPIs y tipos de protección respiratoria

En muchos sectores, la exposición a elementos nocivos para la salud respiratoria es un riesgo constante que puede tener graves consecuencias para los empleados. Es aquí donde entran en juego los equipos de protección individual (EPI) específicos para la seguridad respiratoria, conocidos como equipos de protección respiratoria (EPR).

Los EPR desempeñan una función esencial al salvaguardar los pulmones y las vías respiratorias de los trabajadores frente a la inhalación de partículas peligrosas, gases tóxicos, vapores perjudiciales o incluso gérmenes infecciosos. Estos equipos no solo son fundamentales en la prevención de enfermedades respiratorias, sino que también permiten a los trabajadores desempeñar sus labores en ambientes potencialmente peligrosos con la confianza de que su salud respiratoria está protegida.

La importancia de los equipos de protección respiratoria

Los ambientes laborales pueden presentar una variedad de riesgos para la salud respiratoria de los trabajadores, incluyendo la presencia de partículas, gases, vapores, aerosoles e incluso la falta de oxígeno. La inhalación de estos elementos dañinos puede ocasionar trastornos respiratorios y enfermedades graves como el asma, bronquitis o cáncer de pulmón. Los trabajadores de ciertas profesiones, como panaderos, pintores, peluqueros y veterinarios, enfrentan riesgos particulares debido a su exposición a alérgenos presentes en la harina, barnices, persulfatos o pelos de animales.

Tipos de equipos de protección respiratoria

Existen dos categorías generales de EPR: los equipos aislantes y los equipos filtrantes.

Equipos aislantes

Los equipos aislantes proporcionan aire respirable a partir de una fuente independiente, como una manguera o una bombona. Pueden ser de dos tipos:

  • Equipos aislantes de aire fresco

Estos equipos tienen un extremo de la manguera fuera del espacio contaminado, asegurando que el trabajador reciba aire limpio para respirar mientras realiza sus tareas en ambientes altamente contaminados.

  • Equipos aislantes autónomos

Los equipos aislantes autónomos ofrecen una mayor flexibilidad y movilidad, ya que proporcionan aire limpio a través de circuitos abiertos (botella de aire comprimido) o circuitos cerrados (generación de oxígeno). Son ideales para entornos con bajos niveles de oxígeno o donde el acceso a una fuente externa de aire es limitado.

Equipos filtrantes

Los equipos filtrantes son una opción más común y utilizan filtros para purificar el aire contaminado. Existen varios tipos, según el elemento contaminante que se quiere proteger:

  • Protectores contra partículas

Estos equipos son efectivos para proteger contra partículas finas, polvo y ciertos virus. Se clasifican según la norma EN149 en tres tipos: FFP1, FFP2 y FFP3. Algunas mascarillas también pueden estar equipadas con válvulas, lo que mejora la comodidad al evitar la condensación y el vaho en las gafas.

  • Protectores contra gases y vapores

Este tipo de equipos filtra el aire para proteger contra gases y vapores nocivos, lo que resulta esencial en ambientes donde estas sustancias son un riesgo para la salud respiratoria.

  • Protectores contra partículas, gases y vapores 

Estos equipos combinan la protección contra partículas, gases y vapores, lo que los convierte en una opción integral para ambientes laborales con múltiples riesgos respiratorios.

Tipos de protectores respiratorios específicos

En el mercado existen diversos tipos de equipos de protección respiratoria (EPR) diseñados para proteger a los trabajadores de diferentes riesgos respiratorios. Cada tipo de EPR se adapta a situaciones y entornos laborales específicos, garantizando una adecuada protección contra partículas, gases, vapores o gérmenes infecciosos. A continuación, examinaremos los principales tipos de EPR y su aplicación en el campo laboral:

Mascarillas Desechables (EN149)

Las mascarillas desechables son un tipo común de EPR que se utilizan para proteger contra partículas finas, polvo y ciertos virus. Estas mascarillas se clasifican según la norma EN149 en tres tipos:

  • FFP1: Ofrece una eficiencia mínima de filtración del 78% y protege contra partículas no tóxicas y de baja toxicidad.
  • FFP2: Proporciona una eficiencia de filtración mínima del 92% y protege contra partículas de baja y moderada toxicidad, incluidos aerosoles sólidos y líquidos basados en agua o aceite.
  • FFP3: Tiene una eficiencia de filtración mínima del 98% y ofrece la máxima protección contra partículas tóxicas, incluidas las de alta toxicidad y agentes biológicos patógenos.

Además, algunas mascarillas desechables pueden estar equipadas con válvulas, que mejoran la comodidad al reducir la acumulación de calor y humedad en el interior de la mascarilla, así como evitar el empañamiento de gafas.

Semimáscaras

Las semimáscaras cubren la nariz, la boca y el mentón, ofreciendo una protección adecuada contra partículas, gases y vapores. Estas semimáscaras cuentan con válvulas de espiración e inspiración que facilitan la respiración y evitan la acumulación de calor en el interior. Son una opción preferida cuando se necesita una protección respiratoria efectiva sin comprometer el campo de visión.

Estas semimáscaras se pueden encontrar en versiones reutilizables o desechables. Para garantizar la protección adecuada, es esencial combinarlas con el filtro adecuado según el contaminante que se quiera evitar.

Máscaras completas

Las máscaras completas son los equipos de protección respiratoria más integrales disponibles en el mercado. Cubren no solo la nariz y la boca, sino también los ojos y el mentón, brindando una protección óptima de las vías respiratorias y de la visión. Estas máscaras completas son particularmente adecuadas para ambientes laborales de alta exposición a gases y vapores tóxicos, como en la industria química, farmacéutica y pintura industrial.

protección respiratoria

Normativa y certificaciones de los equipos de protección respiratoria

La eficacia de los equipos de protección respiratoria depende en gran medida de su cumplimiento con las normativas vigentes. A continuación te presentamos algunas de las normas y certificaciones más relevantes para los equipos de protección respiratoria:

EN149:2001+A1:2009: Norma europea que regula las mascarillas filtrantes contra partículas. Clasifica las mascarillas en FFP1, FFP2 y FFP3 según su eficacia de filtración. 

EN405:2001: Norma para equipos de protección respiratoria con válvulas, como las semimáscaras.

EN136:1998: Norma que establece los requisitos para las máscaras completas, asegurando una adecuada protección de la vista y las vías respiratorias.

En definitiva, la protección respiratoria es una parte esencial de la seguridad laboral, y los equipos de protección individual, específicamente los equipos de protección respiratoria, desempeñan un papel vital en la prevención de enfermedades respiratorias y garantizando la salud de los trabajadores. 

Con una variedad de EPR disponibles, cada trabajador puede encontrar la protección adecuada para su entorno laboral específico. Desde NELS Work Safety recordamos que invertir en la salud y seguridad de los empleados es una medida valiosa que beneficia tanto a los trabajadores como a las empresas.

Artículos relacionados

Apúntate a nuestra newsletter

Prometemos mandar sólo noticias interesantes.
PROYECTO DE INCORPORACIÓN DE TIC EN PYMESPROYECTO DE INNOVACIÓN
phone-handset